UNA REVOLUCIÓN EN LA EDUCACIÓN

¿Qué es lo que hace falta en el mundo? Una REVOLUCIÓN en la EDUCACIÓN.

Si educas a un niño para que obedezca, lo único que hará toda la vida será obedecer. Pero si educas a un niño para que investigue y confíe en si mismo, quien sabe adonde sea capaz de llegar.

El derecho de todo niño es tener un sistema educativo digno de él. Esto quiere decir niños felices. Niños que deciden que es lo que desean hacer, qué es lo que desean aprender, y lo que no, a lo que quieren jugar, y a lo que no.

 

EDUCACIÓN CONSCIENTE

 

Y mucha gente dirá – El niño no sabe. Pero no, el niño SÍ SABE. Lo que no sabe, es lo mismo que sabes tu. Cada alma viene con un camino ya recorrido, y lo más sabio para su vida es lo que decida ella misma, no lo que otros decidan por ella. Esto no significa dejar a los niños desamparados. Significa respetarlos, tratarlos como a un igual.

Y habrá personas que volverán a transmitir los limites mentales con los que vivimos y añadirán – Aunque fuera así, es insostenible. Harían falta muchas personas para cuidar y enseñar a todos los niños. Pues no necesariamente, porque la educación es algo que ocurre constantemente, el niño aprende a cada paso que da, no solo en el colegio. Las personas aprendemos algo nuevo cada día y el que no, es porque no quiere. La educación obligatoria no debería existir, la educación es a elección de la persona, en este caso del niño o de su familia, pues nadie nace en una familia en concreto por casualidad. Y todo lo que se le ofrezca debería ser libre, gratuito y con amor.

Toda la población debería volcarse en la educación. A los niños se le debería ofrecer todo el conocimiento del mundo.

– ¿Te gusta eso? Esta persona se dedica a eso, te lo presento. – O a los padres – Se lo presento. Y dicha persona, sea quién esa, debería darle a ese niño todo lo que necesite con toda la gratitud del mundo, como si se lo estuviera dando a si mismo. Así todas las personas, para todos los niños, en todo el mundo. Pues todos hemos sido y volveremos a ser niños.

¿Qué es lo que hace falta en el mundo? Una REVOLUCIÓN en el INTERIOR DE LAS PERSONAS.

«Se trata de dar sin esperar nada a cambio, para recibir el mayor regalo»

 

Lo colegios deberían ser un sitio de recreo, con grandes guarderías, bibliotecas, huertos, talleres, cocinas y comedores, donde cualquiera pueda acudir siempre que le apetezca. Un lugar de aprendizaje, diversión, entretenimiento y comunicación, donde vivir experiencias en un entorno seguro, en el cual cada uno pueda desarrollar sus propias cualidades y capacidades a su propio ritmo y donde se priorice el bienestar emocional de las personas.

 

Qué vivir en este mundo no te convierta en un egoísta. Sacudámonos el alma señoras y señores, pues esta no es la única vida que viviremos y tampoco es lo que aparenta ser.

 

Un titulo, es solo un papel por el que llevan cobrándote toda la vida. Sin embargo el que te contrata es tu vecino, al igual que tu eres el suyo. Por lo tanto ese papel solo tiene la validez que le demos nosotros mismo. Nadie puede obligarnos a nada. Los que nos obligamos somos nosotros mismos que lo aceptamos y nos produce miedo el ser señalados por los demás.

 

UNA REVOLUCIÓN EN LA EDUCACIÓN

                                                CAMBIEMOS NOSOTROS,

                                              CAMIEMOS LA EDUCACIÓN,

                                                 CAMBIEMOS EL MUNDO.

 

 

 

¡POR UN MUNDO EN EL QUE LA IGUALDAD DE OPORTUNIDADES SEA REAL!

 

¡SUSCRIBETE Y NO TE PIERDAS NADA!